• todoblogs.com
  • masculino.es
  • manga.es
  • apostantes.com
  • toptrucos.com
  • publi.es
  • guiasibarita.com
  • famosas.net
  • recetasdecocina.info
  • blogdeportivo.es
  • superfamosos.com
  • fistro.com
  • femenina.es
  • canalblog.es
  • donmusica.com
  • blognutricion.com
  • mundo.es
  • bodaweb.es
  • bebesblog.com
  • canalgame.com
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More
 

Archivos por dia: 21 julio, 2010

 

Consejos para dar propinas en Europa

Miércoles 21 julio, 2010
¿Dar o no dar propinas? Ese es el dilema.

Cuando emprendemos un viaje, nos debemos acostumbrar a culturas, tradiciones y costumbres.

Una de las que puede traernos problemas, son las relacionadas a dar o no propina. Cada país, y a veces, cada ciudad, tienen diferentes costumbres sobre este tema, las cuales es aconsejable conocer si pensamos viajar hacia allí.propinas Consejos para dar propinas en Europa

En esta oportunidad, nos referiremos a la tradición de la propina en Europa.

En algunos países de este continente la propina suele adjuntarse a la cuenta en los restaurantes. En esos casos, dicha información figura en la carta y suele ser de un 5% o un 10%.

Para los viajes en taxi, se suele redondear la tarifa hacia la cifra superior. El dinero extra de ese redondeo es utilizado como propina para el conductor.

En el caso de los hoteles, la propina suele darse, pero queda a criterio del húesped. Dar tres euros es una cifra adecuada.

tipping Consejos para dar propinas en EuropaQuienes contraten un guía turístico, o concurran a un tour guiado, no necesitan dar propina a quienes brindan el servicio, pero si se desea hacerlo, dos euros es suficiente.

En cuanto a los salones de belleza, suele darse propina en Francia, España y Gran Bretaña, pero no, en Dinamarca o Suecia.

Recuerda dar la propina en euros, o en la moneda nacional del país, si no se encuentra dentro de la zona euro. No ofrezcas la moneda de tu país, puesto que en vez de ser un premio, será un problema para quien recibe la propina, dado que los valores pequeños no suelen ser aceptados por las casas de cambio.